Caracas, razones para amarla a pesar de sus problemas

Montañas en Caracas - iJustSaidIt.com

Montañas en Caracas – iJustSaidIt.com

Caracas, razones para amarla a pesar de sus problemas. La capital de nuestra hermosa Venezuela no es la misma que alguna vez llegó a ser. El tráfico, la basura, la delincuencia y la desorganización tan drástica que se puede percatar al cruzar cualquier cuadra dentro de nuestra hermosa…un poco maltratada… nuestra Caracas.

Hay muchas cosas que no son las mismas que dejé atrás la última vez que pisé mi tierra. Ya hasta la manera de vender de la mayoría de los buhoneros no se ven en los suelos de Sabana Grande (aunque uno que otra se colea y hace lo que necesita para tener algún tipo de ganancia), sino en el medio de las carreteras en sus carros, listos para correr cuando la policía se llegue a ver.

Tráfico en Caracas - iJustSaidIt.com

Tráfico en Caracas – iJustSaidIt.com

La cantidad de dióxido de carbono que se siente al respirar mientras se maneja en las calles de Caracas, vallas a donde vallas han aumentado drásticamente, pero la vista de las montañas, o la del culito que va cruzando la calle nos ayudan a ignorar el veneno que se respira.

La inseguridad, como todos sabemos, se ha multiplicado extremadamente en comparación a como fue hace no más de 15 años, pero el sentirse bienvenido en cualquier lugar que vallas, sea una tienda o un restaurante siguen tal como los puedo recordar.

Hablando de inseguridad, hubo un día en el que salí a verme con una amiga a quien no había visto en más de 16 años y planeamos encontrarnos en el Parque del Este… tipo tranquilo. A los pocos minutos de haber llegado, logro percatar a un grupo de muchachos corriendo hacia la salida del parque mientras gritaban “ladrón! ladrón!”, pero al ver tanta gente corriente nadie sabía quien era el dichoso ladrón, cuando de repente veo a un muchacho quien viene corriendo hacia esta salida donde se encontraban varios funcionarios de la policía. Un oficial le grita al muchacho quien venía corriendo “hay un ladrón”, a lo que el muchacho responde “¿Dónde? ¿Dónde?”. Mirando hacia los lados como si estuviera tratando de conseguirlo. Los oficiales le responden “no se pero por allá andan gritando que hay uno”, a lo que el muchacho les dice “¡ah entonces mejor corro!”. Luego pude oír al grupo de muchachos quienes venían corriendo “¡mamawuevo ese es el ladrón!”… Una historia que a juro tenía que contar.

Aquellos quienes crecieron sabiendo lo que es el respeto por el adulto todavía lo demuestra sin dolor, al menos a lo poco que pude detallar y el poco tiempo que pude estar en las calles tratando de explorar lo que alguna vez deje atrás.

Los panas siguen siendo panas, digan “el mio” o cualquier remplazo a nuestra palabra original.

Caracas de noche - iJustSaidIt.com

Caracas de noche – iJustSaidIt.com

Las montañas, a pesar de los ranchos y los barrios que han tomado posesión de nuestras bellas elevaciones que rodean a nuestra Caracas, siguen mostrando la fuerza con la que nuestra Caracas protege a quien vive entre sus brazos, y tal como buena madre, le ofreció hogar a aquellos hijos quienes no tenían lugar a donde ir.

La gente ya no sigue las leyes de transito. La gente se come la luz roja, tengan o no una patrulla de la policía parada al lado del semáforo. Las líneas en el suelo que dividen las vías en las autopistas no tienen significado ni razón para existir. El hombrillo es la nueva vía en todas las autopistas… son prácticamente las extensiones más baratas que se han generado en nuestras autopistas, ya que estas siempre han estado ahí.

Hay motos por doquier, muchas de ellas, según tengo entendido, son las mejores motos chinas que se pueden encontrar a un “buen precio”.

Montaña en Caracas - iJustSaidIt.com

Montaña en Caracas – iJustSaidIt.com

El manejar en Caracas es como pasear dentro de un hogar lleno de moscas. Moscas que se encuentran esparcidas por todas partes pero que te vuelan por la oreja cuando menos te lo esperas… en este caso, las motos son las moscas. Aparecen de la nada y te pasan mientras tocan la corneta… dejándote un zumbido en los oídos que te da un pequeño sustico… tal como una mosca o un mosquito cuando estás de lo mas tranquilo en tu mundo perdido dentro de tu propia imaginación.

Las paredes en las calles se han convertido en un lienzo gigantesco…

Estas motos, a pesar de ser prácticamente una sobrepoblación en dos ruedas, han tomado posesión de las vías de transito, teniendo inclusive ya espacios donde pueden estacionarse tranquilos para descansar, tomar agua, o para esconderse de las lluvias torrenciales que suelen caer en nuestra capital. Da miedo manejar en estas carreteras sin reglas, pero el saber el miedo que los conductores tienen de tan solo arañar a un motorizado en camino a su destino los mantiene, digamos que tranquilos. Es un club de motorizados que atacarán a cualquiera que se meta con cualquier otro motorizado, así no lo conozca, y eso, en mi opinión, obliga a los conductores a ser mas cuidadosos de sus alrededores mientras se encuentras detrás del volante.

“Cuando algo esta supuesto a pasar pasará, no importa cuánto trates de evitarlo.”

Gringo Respeta - Arte en las calles de Caracas - iJustSaidIt.com

Gringo Respeta – Arte en las calles de Caracas – iJustSaidIt.com

Las paredes en las calles se han convertido en un lienzo gigantesco, donde tanto gente a favor del gobierno, los pagados por pintar a favor de Maduro, y quienes decidan expresarse a través de los medios de las artes visuales y compartirlas con todos aquellos quienes puedan admirarlas, sean arte o firmas de gangas y grupos en Caracas… arte es arte.

El clima es el más sabroso que se puede apreciar en cualquier lugar que vallas. El sabor de un buen día en el que todo esta seco y caliente mientras que la falta de humedad y las buenas brizas que soplan en cualquier dirección hacen que las axilas se olviden de sus funciones principales, como lo es dejar tremenda cachapa bajo la manga.

Es un clima que al no tener aire acondicionado todavía no vas a derretirte tratando de quedarte dormido. Abre las ventanas y disfruta lo que la ciudad de Caracas te da:

  • Las deliciosas brisas que entran a tu hogar
  • las guacamayas volando y pegando gritos – demasiado genial
  • el panorama verdoso que rodea nuestra ciudad
  • vida donde muchos piensan que no la hay
  • las mujeres más hermosas que puedas imaginarte (a no ser que vallas a la Colonia Tovar… esplendorosas)
  • abunda la comedia en medio del drama
  • Y mucho más…
Naturaleza en Caracas - iJustSaidIt.com

Naturaleza en Caracas – iJustSaidIt.com

Algo que no pude evitar darme cuenta es la diferencia como los venezolanos nos tratamos entre nosotros y cuando nos toca lidear con gente de otros países. Viviendo fuera de Venezuela por la mitad de mi vida me ha llevado a conocer personas de distintos lugares del mundo, y no importa si todos hablamos el mismo idioma, ya que hay muchas cosas que se pierden en la traducción de cualquier otro latino, o cualquier otra persona en el mundo.

Hay muchos chistes que solo los venezolanos entendemos, al igual que ciertas expresiones y opiniones que solo nosotros las conocemos.

Caracas es Caracas. Caracas es mi tierra… a pesar de haber nacido en Valencia.

La sobre población de mi ciudad podria ser tomada como una oportunidad para crecer, pero esto solo puede suceder si todos trabajan juntos y reciben las ganancias que se merecen para poder vivir cómodos, seguros y felices.

Caracas es la fuerza que mantiene el corazón de nuestra tierra latiendo, a pesar de mas de una vez haber estado a punto de perderla por los malos cuidados con que la tratan, pero allí sigue.

Poco a poco Caracas volverá a ser lo que alguna vez llegó a ser, pero no llegará a donde esta puede llegar hasta que los caraqueños terminen de pelearse entre ellos y reacciones como tiene que ser. Como una familia de caraqueños, no como hienas peleando por un pedazo de carne.

Caracas, te quiero.

 

Top