Economía venezolana tan mala que no hay ni papitas fritas.

Economía venezolana tan mala que no hay ni papitas fritas - iJustSaidIt.com

 

Una venezolana llamada Rosana Rodríguez fue a comer a un McDonald cerca de donde vive en Venezuela y se encontró un elemento clave que faltaba en su menu: las papas fritas.

No se trata sólo del McDonald en su ciudad natal de Puerto Ordaz, pero todos los McDonalds en Venezuela están fuera de papitas fritas. La nación sudamericana no puede permitirse el lujo de pagar por muchos bienes importados, incluyendo las dichosas papitas fritas.

“Esto realmente es el territorio donde el ingreso de Venezuela no es suficiente para satisfacer todas las exigencias en cuanto a las importaciones, servicio de la deuda”

Es una muestra más de la espiral económica de Venezuela, que muchos expertos predicen que por defecto de este año o el próximo será peor.

Venezuela depende en gran medida de los ingresos petroleros para financiar al gobierno y pagar por artículos importados. Alrededor del 70% de sus bienes de consumo, incluyendo las papas fritas, son importados, según la Brookings Institution en Washington DC.

Herido por el petróleo:

La economía ya está sufriendo y está siendo golpeada fuertemente ya que los precios del petróleo han caído desde $100 por barril en julio a alrededor de $45, pronto llegando a los $20 por barril. La moneda de la nación, el Bolívar, se devaluó más el año pasado que el de cualquier otro país, perdiendo más 60% de su valor.

Las protestas y la violencia van en aumento en las ciudades venezolanas a medida que los alimentos y artículos básicos se hacen difíciles de conseguir. La señora Rodríguez dice que ella ve a menudo largas filas de cuatro+ horas en los supermercados tratando de comprar tan solo una bolsa de harina.

“Es una aventura para comprar la leche, el azúcar, la harina, el aceite, la carne”, dice Rodríguez, enumerando muchos otros artículos. “Es triste ver como la vida de los venezolanos ha cambiado.”

Buscando ayuda del exterior:

Nicolás Maduro, presidente ilegítimo de Venezuela, visitó países de la OPEP, así como China y Rusia, en busca de fondos (o limosnas) para ayudar a su economía y evitar predeterminado. Maduro dice que China y Qatar ya han prometido enviar fondos… ¿pero a cambio de qué?

Las perspectivas de Venezuela se hicieron aún más sombrías cuando Moody rebajó la calificación de la deuda de la nación para Caa3, el mismo nivel con el que Ucrania encara hoy en día.

“El país está haciendo implosión”, dice Russell Dallen, socio gerente de Caracas Capital Markets, una firma con sede en Miami que se especializa en valores latinoamericanos. “Venezuela no podía pagar sus facturas a $100 el barril de petróleo y es seguro de que va a tener dificultades para pagar los $40 o $20 por el barril de petróleo”.

Venezuela no vende suficiente petróleo para cubrir sus deudas, dice Dallen. Aunque Venezuela produce alrededor de 2,3 millones de barriles de petróleo al día, los venezolanos consumen un tercio de eso y pagan casi nada por ello. Si bien el país también envía una gran cantidad de petróleo a China, lo cual es casi en su totalidad para pagar las deudas anteriores.

Maduro no ha pedido al Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial en busca de ayuda financiera.

Eso sería ir en contra de su política anti-capitalistas, dice Harold Trinkunasa a través de América Latina de Brookings. Harold nació en Venezuela.

“Esto realmente es el territorio donde el ingreso de Venezuela no es suficiente para satisfacer todas las exigencias en cuanto a las importaciones, servicio de la deuda”, dice Trinkunas. Y agregó: “Limitar a las importaciones realmente está afectando los niveles de vida básicos”.

Fuente: Money.CNN.com

Top